Thursday, April 28, 2011

Soy parte del legado de Carmen Hernandez Maisonet

0 comments
Con todo la tristeza en el mundo, he retomado este blog, sin mi habitual ingles y sin mi habitual actitud de controversia.

En estos momentos quiero hablarles de una de las mujeres que fue pilar de la nueva generación de la familia Padilla (lado materno de mi familia), mi abuela, Carmen Hernandez Maisonet.




Carmen nacio el 24 de Noviembre de 1925 en su amado pueblo natal de Manatí donde a pesar de intervalos de tiempo fuera del area, nunca abandonó la humilde residencia aledaña a terrenos de piñas de la empresas Lotus.

Carmen siempre tuvo la distinción en poner a su familia en primer plano y todo lo otro despues. Egresada de la UPR de Rio Piedras, pero nunca ejerció profesionalmente debido a que prefirió ser la amable muner de familia como se le conoció. Sus hijos Carlos, Milagros, Alicia y Hedelberto fueron su ojos y su ilusión inclusive cuando todos llegaron a la adultez.

Alicia y Carlos serian los primeros en darle a Carmen más componentes en su legado.
de Alicia nacieron Pedro, Xavier y Jorge mientras de Carlos tuvo a Daniel, Maria y Blanca. De parte de Milagros siendo la ultima en casarse, termina una fase de su legado a darle a ella a Julio, Jesus y a Hector como nietos.

Del caso mio puedo decirles que siempre fuí muy apegado a ella desde que tengo conciencia. Me retuerse el alma en que no fuí un nieto perfecto, como todo niño hacia maldades. Pero ese amor que siempre me mostró aun así yo no fuera perfecto es lo que realmente da la calidad de humano que mi dulce abuela era.

En por eso que con todo el dolor de mi alma, aunque pequeño y se limita a palabras en texto, siento que es mi deber en darle hasta el más minimo tributo a la persona, sangre de mi sangre, quien cuestionó nunca mis decisiones, nunca me rechazo hasta cuando no merecia aceptación en peticiones que solo me beneficiaban a mi, la persona que ademas de ser abuela quizó y fungió servir como madre a mi, mis hermanos y mis primos.

Abuela te miento si te digo que esto sanará rapido, cuando se me dijo no lo podia creer que en solo par de horas que te ví, partistes a una mejor vida. Por lo menos puedo decir que tuve el privilegio que estuvistes conmigo en estos primeros 25 años de mi vida y en los últimos turbulentos 5 años no te apartastes tampoco al contrario, dejabas comodidades para darmelas a mi y no perder fé en esta vida. Tambien hermoso privilegio en que en tu cama en hospitql pudistes darme la bendición en mi rostro con la señal de la cruz, algo que te caracterizó desde qje empecé escuela superior. Con orgullo digo que soy parte de tu legado y te prometo que seré hombre de bien tal como lo quierias y siempre tuvistes el deseo.
Te amo mucho y nos veremos pronto, ya sé que tengo un angel velando por mi.

"Move on, be brave
Don't weep at my grave
Because I am no longer here
But please never let
Your memory of me disappear"